La razón por la que Carlos Silver no logró el récord Guinness

El artista cumplió con varios parámetros, pero falló en uno, de acuerdo al supervisor que vino al país

A pesar de que el artista Carlos Silver logró 106 horas, 7 minutos y 18 segundos cantando de manera continua en la casa de cristal que desde el pasado viernes lo acogió en el parque Eugenio María de Hostos, en la capital, su hazaña no será registrada en el libro de récord Guinnes.

Así lo confirmó Carlos Tapia Rojas, supervisor y adjudicador de Guinness, quien vino al país ayer martes desde México para verificar si el segundo intento del dominicano lograba su validación para entrar en la historia de los récord mundiales.

Al ser contactado por teléfono en México, Rojas explicó que Carlos Silver violentó las reglas de Guinnes. “Desafortunadamente no se logró y como ya he comentado a otros medios, el que no se haya logrado no quiere decir que no haya hecho algo extraordinario Carlos Silver, cantar por más de cien horas es algo increíble. Él no tuvo varios fallos, simplemente falló en una regla de suma importancia y es por ese motivo que no pudimos acreditarlo como el nuevo poseedor del récord. Te voy a comentar cuales fueron los puntos que nosotros tomamos en cuenta. Uno, un cronómetro indicando las horas de canto, lo cual estaba cumpliendo a la perfección, conjuntamente con una calidad vocal. Una canción tenía que tener una duración mínima de dos minutos, por lo que cumplió también con ese objetivo. Dos testigos en turnos de cuatro horas registrando sus descansos y minutos de descansos acumulados. Es decir, Carlos tenía por cada hora cantada cinco minutos de descanso y podía acumular sus descansos. Si cantaba cuatro horas continuas podía descansar veinte minutos, sin embargo en donde sí falló fue en la regla de los 30 segundos. Qué quiere decir, que el participante no puede dejar de cantar por más de 30 segundos a no ser que estuviese en sus descansos y en los videos que revisamos detectamos pausas de hasta dos minutos, por lo que en esta ocasión no se llenó el cometido”, comentó Carlos Tapia Rojas, quien elogió el entusiasmo de la jornada y la acogida que tuvo en el país internacionalmente.

“El traspasó fronteras porque no solo se vio en la República Dominicana, porque nos han contactado de distintos puntos del mundo. Él inspira a muchos con ese corazón enorme que tiene Carlos Silver”, dijo el supervisor de Guinness.

Hace más de tres años, Silver hizo su primer intento por destronar al hidú Sunil Waghmare, pero falló al no cumplir con los requisitos técnicos de la organización.