San Francisco libra la batalla contra el coronavirus sin sus autoridades titulares

El primero en dar positivo al coronavirus fue monseñor Fausto Mejía Vallejo, obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís

El aguerrido pueblo francomacorisano está librando la lucha social más grande de su historia con la pandemia del COVID-19, cuyo virus hasta el momento ha dejado un saldo de 25 personas muertas de 132 casos que hasta el momento han sido diagnosticados positivo.

Entre los afectados por la enfermedad figuran las autoridades civiles, policiales y religiosas de esta localidad, por lo que los esfuerzos de mitigar los efectos del coronavirus descansan en personal suplente.

El primero en dar positivo al coronavirus fue monseñor Fausto Mejía Vallejo, obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís.

Luego fueron diagnosticados con la enfermedad Siquió NG de la Rosa y Albertina González, alcalde y vicealcaldesa electos, respectivamente, por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Con el virus también se contagiaron el gobernador provincial, Luis Núñez Pantaleón, y su esposa la directora local de los Comedores Económicos del Estado, María Encarnación de Núñez, quien falleció ayer. Una de las medidas adoptadas por el Gobierno Central para evitar que la pandemia siga expandiéndose fue establecer un toque de queda que durante los primeros días estuvo encabezado por el comandante de la Dirección Nordeste de la Policía Nacional, general de brigada Eduardo Alberto Then, quien tuvo que ser movido del cargo debido a que el virus lo sacó de combate y lo envió a cuarentena.

El coronavirus atacó también el Palacio Municipal tras infectar al alcalde Alex Díaz y su asistente fallecido a causa de la enfermedad, Ramón Emilio Acevedo.

El mismo virus también ha enlutado a la clase magisterial y periodística con las muertes del periodista Pedro Fernández y del catedrático universitario Julio César Portalatín.

En el ámbito de salud han sido afectados el director provincial de Salud Pública, doctor Ramón Moricette, y el director de Salud Pública en la región nordestana, Ángel Federico Garabot.

Para cubrir la parte de la salud, el presidente Danilo Medina designó de manera interina en la dirección de la provincia Duarte a la doctora Mayra Bidó, quien es la encargada de esa dependencia en la provincia Sánchez Ramírez.

En tanto la Gobernación Provincial está acéfala pues Luis Núñez Pantaleón se encu entra ingresado en un centro de salud de Santo Domingo, afectado por el COVID-19.

La provincia Duarte, donde está ubicado el municipio de San Francisco de Macorís, registra la mayor letalidad del país, con 25 fallecimientos. Además, esa demarcación es una de cinco donde las autoridades detectaron la circulación comunitaria del virus.