Romeo Santos se consolida como el rey de la bachata

Pachico TejadaSanto Domingo

Romeo Santos es el rey. Es lo que demostró la noche de este sábado cuando presentó en el Estadio Olímpico Félix Sánchez su “Golden Tour”, ante una audiencia que lo alabó como un ídolo, ovacionándolo y cantando con él las bachatas que lo han convertido en uno de los artistas más populares de los últimos años.

“The King” llegó con elegancia, caminando como si estuviera en una pasarela de modas, y con la confianza de quien tiene todo controlado inició un viaje musical en el que no estuvo solo.

Lo que sí ha mostrado la estatura que como figura ha conseguido Romeo a lo largo de su carrera es colocar a la bachata en su punto más alto.

Las miles de personas que no quisieron perderse su espectáculo demostraron que este género, que como muchos otros inició en lo más bajo de la sociedad, ha llegado a ser un tipo de pop que la juventud adora.

El programa incluyó éxitos de la etapa en la que el artista nacido en el Bronx, Nueva York, hace 37 años, era la voz de Aventura (“Obsesión”, “Hermanita”, “Solo por un beso”, “Los infieles”, “Tu jueguito”) y de su momento en solitario de sus cuatro álbumes de estudio (“Doble filo”, “Odio”, “Perjurio”, “Necio”, “Eres mía”).

Otra cosa que ha recalcado este concierto es que el cantante y compositor se lleva muy bien con sus amigos colegas, algo que va más allá de las colaboraciones que ha hecho en todos sus discos en solitario.

En ese sentido, y como ha hecho en el pasado, su repertorio estuvo cargado de canciones compartidas con artistas como Juan Luis Guerra (“Carmín”), Wisín y Yandel (“Noche de sexo”), Anuel AA (“Ella quiere beber”) y Ozuna (“Ibiza”).

El espectáculo tuvo también momentos en los que Romeo interactuó con dos de sus imitadores quienes han alcanzado cierta popularidad en las redes sociales, así como su acostumbrado espacio en el que sube una de sus fanáticas.

Santos, quien recalcó aquí su orgullo de ser dominicano y de ser bachatero, aprovechó el buen momento que vive el joven reguetonero Ozuna para cerrar una noche en la que la bachata alcanzó un alto grado de popularidad.

El artista también interpretó “El farsante”, y con “Sobredosis”, se puso fin a tres horas de concierto, mientras el cielo se llenaba de las luces y el sonido de los fuegos artificiales.

@listindiario

Facebook login by WP-FB-AutoConnect