Nueva etapa en la crisis haitiana…

Haití tiene hasta el miércoles de esta semana para designar a un nuevo primer ministro según el calendario del comité consultivo que recomendó la renuncia del actual jefe de gobierno, Laurent Lamothe, cuyo sucesor deberá ser un hombre de “consenso” como Jean Max Bellerive, que ya se menciona para ocupar el cargo.

El informe establece que antes del 17 de diciembre deberá haberse producido la dimisión del Primer Ministro y del presidente del Poder Judicial, así como las consultas entre el presidente Michel Martelly y los presidentes de las dos cámaras de Parlamento y la designación y nominación del nuevo jefe de gobierno.

Lamothe presentó la madrugada de este domingo su renuncia al cargo, empujado por el informe de un comité consultivo que recomendó su dimisión como uno de los requisitos para que el país pueda superar la actual situación.

Si esto permitirá verdaderamente resolver la crisis, presento mi renuncia y la de mi gobierno”
Laurent Lamothe, exprimer ministro haitiano

“Si esto permitirá verdaderamente resolver la crisis, presento mi renuncia y la de mi gobierno”, dijo el ex funcionario en un mensaje dirigido a la nación a las 02:00 hora local (03:00 RD) de ayer.

Serias diferencias entre el gobierno del presidente Michel Martelly y la oposición mantienen al país en un callejón sin salida pese a la firma de un pacto nacional que debió abrir las puertas a una posible solución.

Pero el acuerdo, suscrito en marzo, fue rechazado por seis senadores que se niega a aprobar una reforma a la ley electoral, y por otros seis partidos radicales que exigen al gobierno que se ciña a la Constitución para realizar elecciones parciales que finalmente fueron aplazadas sin fecha el pasado domingo 26 de octubre.

Bellerive, un tecnócrata con gran experiencia en la administración pública, estuvo al frente de las operaciones del gobierno haitiano luego del devastador terremoto del 2010. Goza del aprecio de la comunidad internacional y es visto como un conciliador entre los partidos políticos de su país.

Bellerive también se desempeñó como co-presidente de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití (CIRH), organismo creado para administrar la ayuda externa destinada a la recuperación del país tras el sismo; y ministro de Planificación antes de ocupar la jefatura del gobierno.

Lamothe ya tenía lista su carta de renuncia el pasado viernes, a la espera de que el presidente Martelly solicitara su dimisión, dijo ayer el periódico haitiano Le Nouvelliste, que cita a una fuente en el gobierno.

El ahora ex jefe de gobierno adoptó su decisión sólo cuando recibió garantías de que el Senado aprobaría las reformas a la ley electoral, paso previo para la convocatoria a elecciones, agregó el matutino.

Según el informe, entre el 17 y 24 de este mes, tendrá que producirse la firma de un pacto por el consenso entre el gobernante y los partidos políticos, la destitución de todos los integrantes del CEP, y las consultas para la conformación de un nuevo órgano electoral.

También la votación de la ley electoral en el Senado, la instalación del nuevo gabinete y el voto de confianza en el Parlamento a la política general de la  nueva administración.  Martelly favoreció la semana pasada el informe del comité, pero puso en duda la posibilidad de aplicarlo en el corto plazo.

La comunidad internacional elogió ayer la decisión de Lamothe de renunciar a su cargo y permitir una pronta salida a la crisis política que atraviesa su país.

La jefa de la Misión de la ONU en Haití, Sandra Honoré; los embajadores de Brasil, Canadá, España, Estados Unidos y Francia, y los representantes de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos (OEA) “tomaron nota” del paso dado por Lamothe al aceptar el “sacrificio patriótico” de dimitir “a fin de reducir la tensión política y superar el impasse”.

La comunidad internacional calificó la “importante labor de la comisión como un paso hacia la solución de la actual crisis política y electoral, en momentos en que el país requiere de un gran esfuerzo para promover el diálogo, fomentar la confianza y trabajar unido para celebrar elecciones inclusivas y justas, “características de una democracia fuerte y estable”.

Facebook login by WP-FB-AutoConnect