Venezuela vende deuda de Petrocaribe a Goldman Sachs Read

El Nuevo Herald

Venezuela.- Acorralado por los problemas de liquidez, el Gobierno de Nicolás Maduro vendió al banco estadounidense de inversiones Goldman Sachs obligaciones por más de US$4,000 millones que República Dominicana le adeudaba a Venezuela por el crudo suministrado a través de Petrocaribe, recibiendo a cambio solo el 41 por ciento del valor total de la deuda, dijeron fuentes cercanas a la operación.

La transacción involucraría una ganancia de 59 por ciento para Goldman Sachs, equivalentes a US$2,360 millones, a cambio del pago de US$1,750 millones que otorgaría a Venezuela por las obligaciones que en agosto de este año sumaban cerca de US$4,090 millones.

Según las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, Goldman Sachs actualmente sostiene conversaciones con el gobierno venezolano para alcanzar un acuerdo similar sobre la deuda petrolera que Jamaica mantiene con la nación sudamericana.

Goldman Sachs declinó comentar sobre las operaciones.

“Esto es una tremenda ganga para Goldman Sachs”, dijo una de las fuentes consultadas. “El único punto negativo es que se trata de una deuda a 20 años, pero el descuento es tan bestial, que Goldman se la arrancó de las manos a cambio de darle a PDVSA un poquito de liquidez”.

Pero la operación denota un alto grado de desesperación de la estatal venezolana, cuyas ventas de crudo generan más del 95 por ciento de los dólares que ingresan al país.

“Están liquidando los pocos activos que tienen, tratando de buscar el flujo de caja, el efectivo, que no tienen”, dijo la fuente.

República Dominicana ha recibido un suministro de crudo venezolano por un valor de US$8,224 millones desde que se unió a Petrocaribe en el 2005, según datos brindados por la Oficina Coordinadora de Negociaciones de Petrocaribe, adscrita al Ministerio de Hacienda.

De ese total, cerca de US$4,262 millones, fueron financiados a largo plazo con una tasa de interés de uno por ciento anual, un plazo de 23 años y dos de gracia, que es la deuda cedida a Goldman Sachs, excluyendo los cerca de $140 millones en frijoles negros y otros productos dominicanos que la nación caribeña envió a Venezuela como forma de pago.

La necesidad imperativa de dólares para poder sostener el gasto social y los subsidios que el régimen otorga a países aliados como Cuba, Nicaragua y República Dominicana, llevaba ya bastante tiempo deteriorando las finanzas de la estatal petrolera.

Facebook login by WP-FB-AutoConnect
Abrir la barra de herramientas